Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo; no sea que te chamusques a ti mismo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.