Con el fuego se prueba el oro. Con las desgracias, los grandes corazones.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.