Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.