Lo absurdo de una cosa no prueba nada contra su existencia, es, más bien, condición de ella.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.