Hemos aprendido a volar como los pájaros y a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir juntos como hermanos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.