El Sari Rojo, de Javier Moro

El Sari Rojo, Javier MoroHace unos días terminé de leer El Sari Rojo, de Javier Moro. Lo comencé con un poco de reparo por que el anterior (Pasión India) me había decepcionado un poco y, sin embargo, debo admitir que me ha gustado mucho.

El libro relata la historia de la familia Gandhi, la dinastía que ha gobernado en la India durante más tiempo desde su independencia de la corona británica.

Además, la historia se relata desde el punto de vista de Sonia Gandhi, esposa de Rajiv Gandhi. Una italiana que decidió cambiar de vida, de país y de cultura y que vivió en primera persona toda la evolución política y social de la India, incluyendo primero el asesinato de Indira Gandhi y después el de su propio marido Rajiv.

Inmersa en la vida política de la India, su partido (el Congress) le pide que sea ella quien asuma las riendas tras la muerte de su marido. Cosa que hace tras meditarlo profundamente y con éxito puesto que en 2004 gana las elecciones.

En definitiva, un buen libro desde varios puntos de vista: como novela que cuenta las peripecias de una italiana viviendo en primera persona el mundo de la política en la India, pero también como documento histórico sobre la evolución de la India en la segunda mitad del siglo XX (y principios del XXI).

Así pues, un libro ameno y recomendable y una historia interesante para conocer de cerca.

Puedes adquirir el libro en Amazon: El Sari Rojo

3 respuestas a «El Sari Rojo, de Javier Moro»

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Este tipo de libros son interesantes, yo leí un artículo en un Selecciones; un resumen de un libro sobre la vida de Joe Kennedy, y es sorprendente conocer a las personas reales que se encuentran detrás de las máscaras que proyectan en los medios.

  3. Este libro es hermoso,logra trasladarte a la india es como poder estar en medio de la familia Gandhi capturando mis emociones por completo.
    Pero la verdad a mi si me gusto mucho «La pasion india» es un libro lleno de magia y a la vez de realidad como si te diera alas para volar y a la vez te pegaran los pies al suelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *