Anoche, 15 de junio, se pudo ver desde toda España otro de esos fenómenos astronómicos que suceden muy de tanto en tanto: un eclipse total de luna, aunque este es más frecuente.

La fase lunar fue perfecta (luna llena) y la luna ayer se veía roja durante parte del eclipse por dos efectos: las cenizas suspendidas en la atmósfera del volcán de Perú y el nivel de inclinación de los rayos de sol refractados por la atmósfera terrestre.

La duración del eclipse fue de aproximadamente 1h41′ y la luna se vió «tapada» del todo durante algo más de 5 minutos (para un observador sin instrumentos especiales).

Tuvimos mucha suerte en la zona noreste de la península y el cielo se mantuvo destapado durante la parte más interesante del eclipse que se pudo ver desde toda Europa, África, Asia y Oceanía. En España, pudo observarse casi completo desde todo el territorio aunque la luna ya apareció parcialmente oculta excepto en la costa este.

Pero ¿cómo se produce un eclipse total de luna? Pues sucede cuando la tierra se interpone entre el sol y la luna en una alineación casi perfecta de los tres astros, de forma que la tierra hace sombra sobre la luna. Con la siguiente imagen se entenderá mejor:

Este fenómeno se repetirá el 10 de diciembre de 2011, aunque será algo más corto.

Publicaciones Similares

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.