No sé hasta qué punto un escritor puede ser revolucionario. Por lo pronto, está trabajando con el idioma, que es una tradición.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.