Quizá haya enemigos de mis opiniones, pero yo mismo, si espero un rato, puedo ser también enemigo de mis opiniones.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.