Un estudio neurológico muestra cómo ayudar al cerebro a tener grandes ideas

He encontrado esta interesante noticia en La Vanguardia lo cual me hace pensar que si en esta vida todos pudieramos ir más relajados y consiguiesemos abstraernos, seguro podríamos encontrar mejores soluciones a los problemas que nos rodean.

Si son ustedes el tipo de personas que tienen sus mejores ideas en la ducha como Woody Allen, o en la bañera como Arquímedes, o si son víctimas de uno de esos jefes que vuelven de vacaciones cargados de nuevos proyectos, un equipo científico de las universidades de Londres y Viena tiene una explicación que ofrecerles: las mejores ideas, las más originales y creativas, no se encuentran concentrándose a fondo en un problema; al contrario, un exceso de concentración bloquea la mente, según datos de una investigación presentada ayer en la revista científica Plos One; lo más útil, para tener una buena idea, es abstraerse y dejar que el cerebro reorganice pensamientos a nivel subconsciente. Y de las áreas del cerebro que procesan información a nivel subconsciente, surgirá sin previo aviso esa sensación de «eureka, ya lo tengo, voy a empezar hablando de Woody Allen y Arquímedes, y de paso voy a meterme con el jefe».

«Centrarse en el problema es importante, pero concentrarse demasiado es perjudicial porque puede bloquearnos», explica Joydeep Bhattacharya, de la Universidad de Londres, por correo electrónico. «El pensamiento creativo relaciona ideas que no tienen conexión aparente entre ellas. Este tipo de relación raras veces puede forzarse de manera consciente».

En la investigación han participado 21 voluntarios que se han prestado a que se les hicieran electroencefalogramas mientras intentaban resolver problemas. Las soluciones no se podían encontrar por deducción sino que requerían inspiración. En la mayoría de casos, los voluntarios llegaron a un punto en que pensaron que no resolverían el problema antes de dar con la solución.

Los electroencefalogramas revelan que, durante este estado de bloqueo mental, hay una gran actividad de ondas gamma en la región posterior del cerebro. Estas ondas se asocian a la atención selectiva consciente, que limita la capacidad de analizar un problema desde perspectivas distintas. Pero aquellas personas que fueron capaces de relajar estas ondas gamma y liberar en otras áreas regiones del cerebro ondas alfa -asociadas a estados mentales más relajados- acabaron encontrando las soluciones.

Los resultados, según Bhattacharya, pueden ayudar a mejorar el rendimiento en profesiones creativas y a mejorar la educación en las escuelas. «Debería potenciarse más la parte inconsciente del procesamiento de información en el cerebro», afirma.


Categorías: actualidad. Enlace permanente Enlace permanente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *