El consumidor se refugia en las tiendas de descuento por la crisis

Aparte de la operación «bikini», empieza la operación «apretarse el cinturón» tal y como nos dice el Periodico.
La desaceleración económica se hace ya notar en los bolsillos y los presupuestos de los consumidores. El incremento de los precios de los alimentos ha llevado a las familias españolas a cambiar sus hábitos, y los supermercados de descuento son los que más se están beneficiando. En el primer trimestre del año han aumentado las ventas un 12,6% respecto al mismo periodo del año anterior.
El consumidor tiene cada vez más dificultades para llegar a final de mes. Al incremento de los tipos de interés se le ha sumado una inflación general, que se ha cebado especialmente con los alimentos (el IPC alimentario de abril fue del 6,6%). Con todo, el consumidor ha pasado a «regular su consumo» y modificar la frecuencia y el gasto de compra: acude a la tienda con mayor frecuencia pero compra menos artículos y reduce el importe de gasto.
Los grandes beneficiados de esta nueva tendencia son los supermercados de descuento, que han visto incrementar las ventas de manera espectacular. Según TNS, de enero a marzo, respecto al mismo periodo del 2007, estas han incrementado la facturación el 12,6% en España. Una tendencia que se da en la mayoría de países de Europa: en Reino Unido han crecido el 13,7%; en Italia, el 13,4%; en Portugal, el 9,9%, en Francia, el 9% y en Alemania, el 6,9%.

CRECIMIENTO POR EMPRESAS
Por compañías de descuento, Dia y Lidl son de las más beneficiadas. También se han beneficiado Mercadona y Carrefour.
Otro indicador del cambio de tendencia de los consumidores es el crecimiento que registran las marcas de los distribuidores. Las marcas blancas significaron, en volumen, el 32,8% del total de compras de enero a marzo, cuando en el primer trimestre del 2007 la cuota fue del 30,7%. Crecieron en detrimento de los principales fabricantes: del 21% del 2007 al 19,8% actual.
España se sitúa ya por delante de países como Alemania (31,6% del volumen), Portugal (30,8%) y Francia (30,5%) en consumo de marcas blancas, siendo Reino Unido donde más compran (43,7%). Las marcas de los distribuidores crecen en todos los países respecto al año anterior.

NUEVOS HÁBITOS
El aumento del coste de vida ha llevado a los consumidores a variar sus presupuestos. Se ha incrementado ligeramente el gasto en el hogar (53,1%, para el 52,6% hace cuatro años), con un incremento del presupuesto dedicado a alimentación (48%, respecto al 47,1% en 2004) y telefonía (del 4,5% al 5,6%). En cambio, los nuevos hábitos han afectado negativamente a el consumo de bebidas y snacks por impulso (del 6,8% al 5,8%) y el textil para vestir (del 21,1% al 19,3%).


Categorías: actualidad, sociedad
Etiquetas: , , , , , , , ,
Guárdate el Enlace permanente a esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *