Hotel Restaurante L’Ermita – Andorra

El pasado agosto pasamos un fin de semana en el Hotel L’Ermita en Meritxell, pequeña población perteneciente a la parroquia de Canillo en Andorra y junto al Monasterio de la Virgen de Meritxell, patrona del país de los Pirineos.

Hoy voy a escribir mi opinión sobre él, dentro de una serie de posts que tengo pendientes desde hace tiempo.

El Hotel L’Ermita es un pequeño y acogedor hotel familiar, con todo lo necesario para pasar un fin de semana rodeados de naturaleza en Andorra y lejos de los centros neurálgicos de tiendas y gente pero cerca de todo, Andorra es un país pequeño.

El hotel tiene solo 27 habitaciones distribuidas en 2 plantas, conexión wifi en todo el hotel, sala de juegos, ascensor (parado durante la noche), aparcamiento exterior gratuito, salón, bar-cafetería-restaurante abierto al público y las habitaciones cuentan con balconcito o ventana y algunas tienen vistas a las montañas.

Pero sin duda, lo mejor del hotel es su restaurante. Proponen dos menús, el del día por 14 € y el especial por 19 € que son excelentes y pueden disfrutarse tanto a mediodía como por la noche y basados en cocina francesa. Raciones más que correctas, presentación muy cuidada, sabores deliciosos y platos elaborados con productos tanto de mar como de montaña: cazuela de marisco, confit de pato … Teníamos solo media pensión, pero en vista del resultado del menú del mediodía decidimos no andar buscando restaurantes y repetimos en la cena probando el otro menú: Sobresaliente!

Se nota que es un hotel familiar en todo, por la decoración, por la comida y por las personas que nos atendieron, amables , atentos en todo momento y más cercanos de lo que se nota en las “cadenas hoteleras”. Personas preocupadas por su negocio y por que sus huéspedes estén agusto con ellos.

La habitación que nos tocó era algo justita de espacio, pero para pasar una sola noche no estuvo mal, plato de ducha, TV, secador en el baño … lo normal.

El hotel se encuentra pegado al santuario de la virgen de Meritxell, por lo que durante el día se nota la animación de un punto turístico pero sin grandes agobios. Durante la noche, y pese a que la carretera principal no está muy lejos, el lugar respira tranquilidad y silencio (y frío aunque estuvimos a finales de agosto).

A destacar que la recepción no está abierta las 24 horas (aunque se puede entrar y salir del hotel en todo momento) y por ese motivo el ascensor tampoco funciona durante la noche.

Seguro que volveremos a Andorra y este hotel tiene muchos número para que volvamos a alojarnos en él, o al menos passar a comer.

URL: Hotel L’Ermita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>