Cine: El curioso caso de Benjamin Button

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cine: El curioso caso de Benjamin ButtonAyer estuvimos viendo la película “El curioso caso de Benjamin Button”, dirigida por  David Fincher y protagonizada por Brad Pitt, Cate Blanchett, Tilda Swinton y Jason Flemyng (entre muchos otros). Es la historia de un niño que nace el día en que se inaugura un reloj que cuenta el tiempo hacia atrás y muere el día en que éste es sustituido.

Lo curioso no es la anécdota del reloj, cuyo fabricante pierde a un hijo en la I Guerra Mundial y decide que el reloj que le ha pedido el Ayuntamiento debe descontar el tiempo en el intento de dar marcha atrás y que todas las víctimas de la guerra no hubieran muerto.

Lo verdaderamente curioso es que Benjamin nace con una extraña enfermedad: nace con la mente de en bebé en el cuerpo de un anciano, con cataratas, artrosis, el corazón débil … como si en el momento de nacer ya hubiera vivido 90 años. Su madre muere durante el parto y su padre lo abandona en una residencia de ancianos (no podía ser de otra manera) donde la “gobernanta” lo acoge como hijo suyo.

Con el transcurrir de los años, poco a poco, Benjamin va rejuveneciendo por fuera y madurando por dentro. A medida que recupera habilidades y fuerza se considera más independiente y comienza a salir de la residencia: aunque su aspecto sigue siendo el de un anciano, tiene las inquietudes de un niño.

Pasa de ir en silla de ruedas y con unas gafas de culo de vaso a poder caminar con la ayuda de bastones y recuperar la visión … va viendo llegar y morir a todos los ancianos de la residencia, juega con sus nietos cuando van a visitar a estos y se enamora de una niña nada más verla, relación que marcará toda su vida hasta el final.

La película es un poco larga (casi 3 horas) y, en algún momento, lenta pero vale la pena verla. La simetría de edades y habilidades de Benjamin con las de otro niño cualquiera es asombrosa y puede resumirse en una de las frases de la película: todos acabamos con pañales.

Al principio de nuestras existencias no somos capaces de valernos por nosotros mismos, necesitamos ayuda. Nuestros cuerpos tienen todo el potencial pero sin aprendizaje no caminamos, no hablamos ni razonamos, aunque veamos no entendemos lo que vemos … A medida que crecemos llegamos a nuestra plenitud en todos los sentidos y después comienza el declive y vamos perdiendo nuestras facultades: diferentes achaques, pérdida de visión, de memoria, de agilidad … necesitamos ayuda.

La historia de Benjamin Button es idéntica a la de cualquier otra persona, pero al revés.

¿La habéis visto? ¿Qué opináis?

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies