R. W. Emerson

No trates de que otro sea igual que tu, bien sabes y Dios lo sabe, que con uno como tu basta.