Restaurante Mas Botins

Ahora hace algún tiempo que no vamos a este restaurante, pero es uno de esos sitios algo diferentes que vale la pena conocer. Su lema: Una propuesta diferente. Y realmente es verdad.

La primera vez que estuvimos nos quedamos muy sorprendidos, por que no leímos del todo el cartel de la puerta.

El restaurante está en Santa Fé del Penedés, que no deja de ser una agrupación de masias a la que se llega por la carretera C-243 que une Sant Sadurní d’Anoia con Vilafranca del Penedés (patria de los cavas catalanes). Desde esta carretera hay un desvío (con un cartel del Restaurante) y a partir de ese punto es un kilómetro más o menos hasta el mismo.

Una propuesta diferente

¿Por qué? Es un restaurante de comida típica catalana pero … tu no pides o eliges lo que vas a comer. Tienen un menú más o menos estandar y es lo que te sirven, con pequeñas variaciones entre unos días y otros, en función de la temporada.

El menú estandar se compone de:

  • Bandeja de Aperitivo (aceitunas, cacahuetes, …) acompañada de botella de Vermouth Blanco y botella de Vermouth Rojo/Negro
  • Ensalada y Sopa (aquí ya traen las botellas de vino, blanco y negro)
  • Tabla de embutidos catalanes «a granel», pata de jamón incluida y pà torrat, para que tu mismo te cortes hasta la saciedad
  • Parrillada de carnes a la brasa con alguna guarnición
  • Bandeja de postres (de bollería industrial)

Os puedo asegurar que la primera vez, no sabiendo el funcionamiento pecamos un poco de imprudentes, arrasamos con los embutidos y no nos pudimos acabar la carne. Las siguientes ya no nos ha pasado.

El precio ronda los 20 € por persona e incluye todo lo anterior. Cualquier cosa que se salga de ahí, como aguas o cafés, se paga aparte.

El sitio es una masia catalana reconvertida, tiene varios comedores y siempre está muy lleno (es algo ruidoso).

Es un buen lugar donde comer si se está de excursión por la zona, visitando las cavas de Sant Sadurní o por Vilafranca. Es recomendable reservar.

Restaurant Mas Botins
Santa Fe del Penedès ( Alt Penedès)
Barri els Botins, Ctra. Villafranca – St. Sadurní km. 7,2
Telf: 93 897 43 78 – 608 135314

6 respuestas a «Restaurante Mas Botins»

  1. Hemos estado comiendo el fin de semana pasada en este restaurante con cierta fama inexplicable para nosotros: Si de entrada no tienes opcion a elegir lo vimos bien, pero a medida que nosfueron trayendo la comida empezo el desastre. Como primero unos «aperitivillos» de casa de pueblo de la posguerra( gambillas cutres, patatitas bravas duras y acitunillas de todo a 1oo. Los gran esperados CalÇots llegan en poca cantidad(unos 20 para 2) en una sola teja, duros y frios ¡increible!. Seguimos con la sorpresa y al aterrizar la parrillada, nos encontramos tamien con la sorpresa de que llega medio frio, Y 4 piezas raquiticas de carne(longaniza, morcilla, cordero y 1/2 patata) el cordero cortado a maquina, como anteriormente los calÇots, frio y recanletado. Para colmo nos traen el pan, cuando estamos acabando. Todo fatal y para colmo el menu valia 23, pero terminamos pagando 70 pues tampoco avisaban si el iva estaba incluido o no. No se lo recomiendo a nadie, y menos con los buenos sitios que existen por la zona

    1. Puedes tener toda la razón. Además con el tiempo cambian las costumbres de los sitios. En este caso creo que incluso han cambiado de propietarios y todo puede ser. Tendré que volver para comprobar si siguen mereciendo mención. Gracias por el aporte.

  2. Hola,
    Discrepo con la última opinión. Estuvimos ayer (día del Pilar), y la comida y el trato fue bueno. Primero, nos pusieron un aperitivo a base de patatas bravas, olivas y buñuelos de bacalao. El aperitivo no es abundante pero suficiente para empezar comiendo algo y más teniendo en cuenta lo que viene detrás. Después trajeron los embutidos (queso, bull blanc i negre, chorizo, fuet, y la pata de jamón) acompañados de pan tostado. Después ya empezamos con la ensalda y la carne a la brasa. La carne constaba de dos trozos de cordero, dos de conejo, dos butifarras y dos mitades de patata. Acompañada con all i oli. Para nosotros había suficiente carne y la ensalada bastante grande para dos. De postre, nos daban a elegir entre diferentes, pero no era bollería industrial. Nosotros pedimos mel i mató.
    El menú cerrado vale 23+IVA, o sea 25€. Así que la cuenta fueron 50€ más un cafe aparte que no entra ene l menú. Además, nos invitaron a un chupito después de la comida, que nos sentó de maravilla para rebajar todo lo que habíamos comido.

  3. Ayer fuimos de calçotada a Mas Botins. Muy recomendado. Siento decirlo pero todo fue un desastre. Tiempo de espera medio entre plato y plato, media hora aprox. entramos a las 14:00 a las 14:45 nos sirvieron los calçots y salimos del restaurante a las 16:45. La única cosa buena fue que a los niños les sirvieron muy rápido, eso sí SIN PAN, un misterio que no pudimos resolver, lo pedimos varias veces pero fue imposible conseguirlo.
    El precio del menu infantil, compuesto por un trocito de butifarra y patatas fritas más refresco, SIN PAN, 11,00 €.
    Los embutidos, ni los vimos.
    La calçotada, las cantidades justas, pedimos una bandeja extra que había que pagar fuera del menú, pero no la pudimos disfrutar por que no nos la pidieron servir.
    La carne, 1 trocito por persona de cordero, butifarra negra, butifarra y media patata.
    No puedo decir si estaba bueno o no, sinceramente, el tiempo de espero no nos permitió ser objetivos.
    Nos invitaron al café.

  4. De entrada dire que mi pareja y yo no volveremos por este local. Elegimos para comer el menu del racó, 18€ iva incluido cada comensal. Se empieza por lo que ellos denominan un » aperitivo» que consiste en 6 patatas chips tipo matutano, unos cacahuetes, cuatro diminutas croquetas, que en realidad es una hecha cuartos sin apenas sabor a nada y unas cuantas olivas rellenas………..servido en una bandeja tipo institucion penintenciaria. Lo menos malo fueron los primeros un risoto ( que no lo hacen ellos,como me confirmo el camarero y que incluyen en la carta a 9 o 10€) y una tostada de escalibada correcta. Mi pareja pidio galta de porc de segundo que, si bien la encontro correcta, no pudo afirmar lo mismo de la cantidad. Mi segundo fue un plato en el que quedo reflejado el espiritu del local, muy acorde con los tiempo que corren, cordero con guarnicion de ensalda. Si bien he leido en el primer comentario que el cordero estaba cortado con maquina, en mi caso creo que estaba cortado con laser pues era vergonzoso los 2 trozos y la costillita que pusieron, todos con mas hueso que carne, que dicho sea de paso estaba completamente seca, el acompañamiento unos trozos de lechuga iceberg cortados en juliana ( que no se podian pinchar con el tenedor) 5 pelos de zanahoria y …………medio tomatito, todos los elementos sin ningun sabor a nada. Postre una tarta de limon para ella y un yogourt natural para mi que consideramos correctos. Lo que nos parecio vergonzoso fue que si querias un flan, un euro mas, si querias fresas……….3 € de suplemento y si querias un musico 4€ . Otros detalles a considerar de la velada fueron los siguientes. El pan si no lo pedimos no nos lo ponen. el tarro de all i oli venia con una cucharita de plastico ( muy acorde con lo rustico de la zona), en el local podias disfrutar espantando la pelufa que sueltan arboles plataneros que habia alrededor y que en nuestra mesa se tambien se podia encontrar almacenada en la vinagrera y aceitera que habia en la mesa y cuyo contenido era mediocre. Por supuesto el cafe no estaba incluido en el menu, evidentemente no lo tomamos alli y por lo que podreis deducir no volveremos ni invitados. Para mi un local con una oferta, por lo menos en este menu, realmente cutre. El servicio, austero como todo.

  5. La peor calçotada que he comido, el romescu era salsa rosa, los calçots quemados, y la carne y alcachofas frias, cuando nos quejamos se las llevan y las recalientan al microondas. 60 euros tirados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *