Anónimo

Los ojos se fían de ellos mismos; las orejas se fían de los demás.

Jacinto Benavente

Una idea fija siempre parece una gran idea, no por ser grande, sino porque llena todo un cerebro.